Compromisos en Las Vegas, música y películas conjuntas – Los miembros de los Backstreet Boys, AJ McLean y Nick Carter, y los de *NSYNC, Joey Fatone y Lance Bass, anuncian un “sinfín” de posibilidades tras agotar las entradas para su primera actuación como “Back-Sync” en el Grove de Los Ángeles el viernes por la noche.

Las estrellas del pop se unieron para el Bingo Under the Stars, una velada para celebrar el Orgullo y a beneficio del Proyecto Trevor y del Orgullo de Los Ángeles.

“Esto ha tardado mucho en llegar”, dijo McLean durante los ensayos. “Todo el mundo ha querido que hagamos algo juntos y ahora podemos reunirnos por una causa increíble”.

“Es interesante que los cuatro cabezas de chorlito hagamos algo juntos, algo que nunca se ha visto antes”, añadió Fatone. “Los fans de BSB son muy fieles, así que decimos: ‘Lo entendemos: a ciertas personas les gustaba una banda o la otra en su día, pero ahora está bien que les gusten las dos'”.

Dada la intensa rivalidad entre los fans durante el pandemónium de las boy bands en el cambio de milenio, Carter bromeó diciendo que nunca habría imaginado una colaboración así en aquel momento. “¿Hace veinte años? Ni de coña”, se rió Carter. “Estoy bromeando, porque todavía no entiendo por qué no tuvimos la oportunidad de hacer más cosas juntos, pero aprendimos que fueron los managers y las cosas que ocurrían entre bastidores las que lo impidieron. Más vale tarde que nunca, ¿no?”.

El Proyecto de Backstreet Boys and *NSYNC

En cuanto a cómo Back-Sync aporta a los músicos una alegría diferente a sus propias bandas, Carter dijo que colaborar con *NSYNC después de 28 años como Backstreet Boy fue refrescante. “La dinámica es diferente cuando mezclas grupos diferentes”, dijo Carter, que anteriormente formó Nick & Knight con Jordan Knight de New Kids on the Block. “Es emocionante y divertido porque hace que surja otra personalidad que no necesariamente harías en tu propio grupo”.

“Simplemente encaja”, añadió McLean. “No es que los cinco [Backstreet Boys] no funcionemos porque obviamente lo hacemos, pero es una sensación diferente. Es como cuando has estado en la misma relación durante mucho tiempo, te tomas un descanso, conoces a alguien nuevo y es fresco y emocionante.”

La noche comenzó con un bingo presentado por Bingo Boy (Jeffery Bowman) y la drag queen Roz Drezfalez. Ava, la hija de 8 años de McLean, y sus amigos ganaron una ronda y corrieron entusiasmados al escenario para reclamar su premio: una cena en el Bistro 1759, un restaurante en movimiento situado en el carro de dos pisos del Grove.

Los chicos de la banda trabajaron con el cuñado de Carter, Corey Conrad, vicepresidente de alianzas estratégicas, eventos y entretenimiento del Grove, para organizar la velada en la azotea del nivel ocho del recinto comercial con vistas a Los Ángeles.

Backstreet Boys - NSYNC

Backstreet Boys – NSYNC

Tras el bingo, Michelle Visage, de RuPaul’s Drag Race, y el músico Todrick Hall hicieron una aparición sorpresa para presentar a Back-Sync.

“¿Estás emocionado?” le preguntó Visage a Hall. “Cualquier palabra que sea más alta que emocionado, eso es lo que estoy actualmente”, dijo entusiasmado.

McLean interpretó en solitario el single “Love Song Love”, que lanzó recientemente en apoyo de la comunidad LGBTQ. “Cuando estábamos escribiendo el tratamiento para este vídeo, me empeñé en tener dos hermosas chicas transgénero y eso es lo que hicimos para mostrar nuestro amor y apoyo a la comunidad”, dijo, tras presentar a una de esas modelos, Nahla Wyld.

Los músicos también presentaron un cheque de criptomoneda por un millón de dólares en tokens $TKINU al Proyecto Trevor, en nombre de su participación en el proyecto de criptomoneda Mission Tsuki.

“Al menos una persona LGBTQ intenta suicidarse cada 45 segundos en los Estados Unidos”, dijo el CEO del Proyecto Trevor, Amit Paley, a través de un video. “[Es] una estadística que mantiene a todos en el Proyecto Trevor motivados para crear espacios de afirmación que sabemos que salvan vidas LGBTQ“.

A continuación, el cuarteto interpretó el éxito de los Backstreet Boys “I Want It That Way” y “Bye Bye Bye” de *NSYNC, y un fan tuiteó que Carter “cantó ‘Bye Bye’ mejor de lo que Justin Timberlake podría soñar”.

Aunque tales comentarios muestran que la competencia sigue siendo feroz entre muchos fans, no hay mala sangre entre los artistas, con McLean diciendo que daría la bienvenida a Timberlake a Back-Sync.

“Cuantos más seamos, mejor”, dijo McLean. “Los fans siguen queriendo una gira de Backstreet/*NSYNC, pero tenemos que ser los 10. Es la única manera de que funcione, así que creo que estaría durmiendo si no lo hiciera, pero es un padre haciendo lo suyo y lo respeto completamente. Estos cuatro son un equipo de ensueño ahora mismo”.

Bass señaló que él y Fatone aún no habían hablado de Back-Sync en el texto grupal de *NSYNC. “Lo mantuvimos tan en secreto para todo el mundo, así que probablemente ni siquiera saben que esto está sucediendo. Fue algo tan de última hora, como, ‘¿Sabes qué? Vamos a hacer algo por el Orgullo'”.

Los cantantes dicen que la actuación del viernes es sólo el comienzo de colaboraciones continuas. McLean espera que Back-Sync pueda eventualmente realizar una residencia en Las Vegas o una gira, mientras que Carter ha jugado con la incorporación de otras bandas de chicos. “Estábamos en el escenario diciendo: ‘Tal vez deberíamos hacer un supergrupo y hacer una gira y un álbum'”, dijo Carter. “Nos hemos unido por una causa más grande que nosotros mismos, así que dejemos que florezca en algo”.

Carter se mostró reacio a señalar qué miembros de New Kids on the Block, O-Town o 98 Degrees querría en un supergrupo – “¡Quien esté disponible, lo cogeremos!”.

A Fatone le encantaría ver a Back-Sync en un plató de cine, con aún más boy banders. Fatone y McLean protagonizaron la película de Syfy de 2016 de Carter “Dead 7”, junto a Kirkpatrick, Jeff Timmons de 98 Degrees, Jacob Underwood y Erik-Michael Estrada de O-Town y Howie Dorough de Backstreet Boys. El clan ha hablado previamente de hacer una precuela del western zombi postapocalíptico, dirigido por Danny Roew. “Nick Lachey sería una gran persona para tener, o Jordan [Knight] o Donnie [Wahlberg]”, dijo Fatone.

Dejando a un lado el mundo del espectáculo, Bass y Carter seguirán trabajando juntos en Mission Tsuki. La coalición pretende crear un nuevo ecosistema en el mundo de la criptodivisa, que “tenderá un puente entre el mundo virtual y el físico, democratizando la criptodivisa y devolviendo al mismo tiempo a la comunidad global más amplia”.

“Estamos tratando de crear todo un universo basado en esta moneda meme que pasa de ser el juguete de madera a un niño real – una pequeña historia de Pinocho”, dijo Carter, que junto con el resto de Back-Sync terminó la noche en el bar de Bass Rocco’s WeHo. “Es algo que nunca se ha hecho antes, así que estamos muy emocionados”.

“Es un personaje muy bonito, así que será un universo agradable para la familia”, añadió Bass.