Es tan sorprendente hoy como hace 30 años, cuando cuatro grupos de rock llamado Pearl Jam, sin pretensiones, de Seattle conquistaron los corazones y las mentes de todo el mundo y cambiaron para siempre la industria musical. Soundgarden fue el primero en salir al mercado.

La banda liderada por Chris Cornell llevaba varios años de éxito indie antes de firmar con una gran discográfica en 1989. Su segundo álbum para A&M, “Badmotorfinger”, se publicó el 24 de septiembre de 1991.

Alice In Chains también había dado el salto a las grandes discográficas, firmando un contrato con Columbia en 1989, que les llevó a dar un gran salto al año siguiente con el single “Man in a Box”. Nirvana, que se había convertido en un éxito local gracias a “Bleach”, publicado por Sub Pop en 1989, había firmado con la filial de Geffen, DGC, en 1990.

El nuevo LP de la banda, “Nevermind”, también iba a salir el 24 de septiembre, y los que habían escuchado casetes de adelanto eran cautelosamente optimistas sobre su potencial suerte comercial.

Pero había otro de los Cuatro Grandes de Seattle dispuesto a hacer ruido. Pearl Jam, formado por miembros de grupos veteranos del noroeste del Pacífico, como Green River y Mother Love Bone, y liderado por un desconocido trasplantado de San Diego llamado Eddie Vedder, entró en escena con su primer álbum, “Ten”, el 27 de agosto de ese año. Ten”, que se vendió lentamente al principio, llegó a vender 13 millones de copias y se convirtió en uno de los mejores álbumes de rock de todos los tiempos.

Treinta años después, Pearl Jam es la única de esas bandas que sigue en pie, y aunque las cotas comerciales de “Ten” están lejos en el retrovisor, el grupo sigue siendo uno de los actos en directo más demandados del mundo: sus últimos conciertos previos a COVID en Estados Unidos atrajeron a 88.000 personas al Safeco Field de Seattle, 83.000 al Wrigley Field de Chicago y otras 72.000 al Fenway Park de Boston en 2018.

pearl jam

pearl jam

La evolución de Pearl Jam

La pregunta, entonces, es cómo Pearl Jam dio la vuelta a esa esquina, cuando ninguno de sus contemporáneos pudo hacerlo. Una de las explicaciones viene en forma de un improbable modelo a seguir: los Grateful Dead. Aunque los dos grupos tienen poco o nada en común musicalmente, comparten una feroz dedicación a cultivar una relación única y especial con sus fans, que viajan por todo el mundo para vivir espectáculos que nunca son iguales de una noche a otra.

Ese espíritu de “tienes que estar allí” ha elevado la música de Pearl Jam mucho más allá de sus orígenes en el estudio y a un lugar al que sus miembros admiten que nunca habrían esperado que llegara.

“Estoy casi seguro de que la gente ha venido a nuestros conciertos y el público se ha vuelto loco, y miran al súper fan que tienen a su izquierda para preguntarle qué está pasando, y le dicen: ‘Sólo han tocado esa canción seis veces en la historia’; para mí eso es increíble”, dice el bajista de Pearl Jam, Jeff Ament, a medios. Ament experimentó esa magia él mismo cuando vio a los Dead por primera vez en Las Vegas en mayo de 1993, apenas unos días después de que Pearl Jam terminara las sesiones de su segundo álbum, “Vs”.

Como recuerda Ament: “Fui a esos conciertos con un tipo que trabajaba con nuestra compañía de camiones. No estaba familiarizado con los Dead en absoluto, y unas cuantas veces cada noche, el público entraba en erupción. Se volvía hacia mí y me decía, oh, no han tocado esta canción desde 1971.

Fue increíble. Parecía que todo el estadio sabía que no la habían tocado desde 1971. Pensé, eso es lo que quieres. Ese es el público que cualquier banda real, viva y que respira quiere, porque te van a empujar a algunos lugares que te mantienen vivo. Quizá no fuera la mejor versión de esa canción, pero fue lo mejor del día para una buena parte de ese público”.

Pearl Jam siempre ha cambiado sus listas de canciones de noche en noche, pero con sólo dos álbumes de material para interpretar en 1993, había un límite a la variedad que se podía esperar. A partir de entonces, el grupo llevó su catálogo al límite en directo, ya sea estrenando temas que no aparecerían en los álbumes de estudio durante años o alargando canciones como “Porch” y “Rearviewmirror” en largas jams psicodélicas.

Esto dio lugar a una próspera comunidad de grabaciones al estilo de los Dead, que finalmente fue sancionada oficialmente por Vedder desde el escenario de Phoenix en 1995 y que finalmente se convirtió en un programa masivo autorizado de piratas en vivo en el año 2000 con la ayuda del entonces sello de Pearl Jam, Sony.

Era la versión de Pearl Jam de la querida serie en directo “Dick’s Picks” de los Dead, pero en lugar de incluir todos los conciertos de la gira mundial de 2000, de 72 fechas, se trataba de un puñado de ellos.

“Íbamos a las tiendas de discos y encontrábamos piratas italianos que costaban 40 dólares”, dice Ament. “Fuimos a Sony y dijimos: ‘Queremos sacar estos conciertos nosotros mismos’. Pensaron que estábamos locos, pero resultó ser un programa bastante exitoso para ellos y para nosotros. Sabíamos que los fans querían grabaciones, así que nuestro objetivo era sacar las versiones con mejor sonido que pudiéramos, con la tecnología limitada que teníamos en ese momento”.

El programa de piratas sigue siendo un elemento fijo del ecosistema de Pearl Jam hoy en día, con 186 espectáculos que antes sólo estaban disponibles a través de la organización de fans Ten Club de la banda y que recientemente se han añadido a los servicios de streaming por primera vez.

Los bootlegs aparecen a diario en Pearl Jam Radio de SiriusXM, que debutó en 2010 en el canal 22, justo un puesto por delante de la propia emisora de los Dead. Y en otro guiño a “Dick’s Picks”, la banda también publica regularmente conciertos anteriores al año 2000 de sus archivos a través de la serie “Vault” orientada a los vinilos, el más reciente de los cuales es un espectáculo de 2014 que presenta la única actuación de frente del álbum “No Code” de Pearl Jam de 1996.

El vídeo del concierto que lo acompaña se transmite gratuitamente en Nugs.tv el 27 de agosto, cuando se cumple el 25º aniversario del lanzamiento de ese álbum.

“No creo que haya habido nunca un impulso directo para que Pearl Jam se pareciera más a los Dead o enfocara sus listas de canciones como los Dead, pero recuerdo haber hablado con Jeff al principio sobre cómo los fans de los Dead perseguían esa rara canción”, dice el director del Ten Club, Tim Bierman, que dirige el club desde 1998. “Con ambas bandas, ves lo comprometidos que se vuelven los fans cuando sienten que su lista de canciones completa les da una voz y un sentido de propósito para construir una comunidad. Pearl Jam siempre tuvo eso desde el principio, y es lo que intentamos cultivar con el Ten Club”.

No fue del todo evidente en ese momento, pero un poco cósmico de paso de antorcha entre las dos bandas tuvo lugar en julio de 1995 en el Soldier Field de Chicago. El último concierto de Jerry García con los Dead tuvo lugar allí el 9 de julio; murió un mes después en un centro de rehabilitación de California. El 11 de julio, Pearl Jam dio el concierto más largo de su carrera (30 canciones, 155 minutos) en el Soldier Field, y Vedder, oriundo de la zona, bromeó diciendo que aún quedaban restos de porros en el escenario desde dos noches antes.

Ament había vuelto a ver a los Dead durante el fin de semana del Día de los Caídos en Seattle ese año, y recuerda que “la energía no era muy buena, al menos en comparación con los espectáculos de Las Vegas que había visto en 1993. Recuerdo que pensé, wow, no se ven bien. Tocamos en Milwaukee el 9 de julio, así que no pudimos verlos en el Soldier Field, pero definitivamente construimos esa etapa de la gira en torno al hecho de que los Dead tenían un show reservado allí.

Cuando tratábamos de construir nuestros propios espectáculos de la nada durante la debacle de Ticketmaster, averiguábamos dónde había un escenario ya montado, porque eso podía ahorrarnos 50.000 dólares o algo así”.

A la manera de Dead, Pearl Jam hizo un esfuerzo adicional en el Soldier Field, principalmente porque “fue uno de los raros casos en los que Eddie estaba emocionado por tocar en un lugar más grande, algo que no hacíamos mucho en esa época”, dice Ament. “Mi principal recuerdo es estar tan jodidamente nervioso, tío. Estábamos entre bastidores aprendiendo ‘Everyday People’ y otras canciones que nunca habíamos tocado con amplificadores. Salíamos y hacíamos versiones de esas canciones para llenar el set list, porque estábamos tocando en un lugar enorme en la ciudad natal de Eddie.”

Pearl Jam y sus Fans

Nada de eso habría sido posible sin un vínculo tan fuerte entre la banda y los fans. Los Dead fueron pioneros en el arte de los boletines directos a los fans en los años 70 y en la venta de entradas por correo en los 80 a través de su Grateful Dead Ticketing Service, consiguiendo acuerdos con los promotores para asignar hasta el 50% de las entradas de un recinto a los Deadheads. En los años 90, cuando el Ten Club de Pearl Jam crecía exponencialmente, el entonces director Kelly Curtis visitó la sede de los Dead en San Francisco para conocer de primera mano su funcionamiento.

Esto, a su vez, inspiró a Pearl Jam a ampliar su propio sistema de venta de entradas por correo en 2003 para permitir a los miembros comprar dos entradas para todos los conciertos de una determinada gira a los que quisieran asistir, después de haberse limitado anteriormente a una sola. En la mayoría de las ciudades de EE.UU., esto significa que miles y miles de miembros del Ten Club tienen acceso a algunos de los mejores asientos para cada actuación de Pearl Jam.

“Trabajamos constantemente para mejorar la experiencia y hacer llegar más entradas a los miembros del club de fans. Ese es nuestro objetivo”, dice Bierman. En un momento dado, el club contaba con más de 200.000 miembros activos que pagaban sus cuotas, y aunque Bierman declina amablemente dar una cifra actual, afirma que “la inscripción es bastante constante, y vemos algún interés nuevo. También tenemos unos cuantos incondicionales que han sido miembros desde el principio”.

Esos incondicionales han mantenido vivos a los Dead mucho después de la muerte de García, ya que los Dead & Co, con la participación de John Mayer, agotan habitualmente las entradas de los estadios y anfiteatros, donde la escena previa al espectáculo es tan alegre y cordial como lo era hace 50 años. “Pasear por ese aparcamiento en Las Vegas era genial”, dice Ament. “La mitad era gente haciendo joyas y comida, y la otra mitad era la mafia de los Grateful Dead. Enseguida podías saber cuál era cuál”. Y añade, riendo: “Probablemente eso es lo que nos pasará a nosotros. Dentro de 20 o 30 años, cuando sólo quedemos dos, saldremos a tocar con John Mayer y algún otro”.

Aunque uno puede divertirse haciendo cola antes o después de un concierto de Pearl Jam, los fans más acérrimos han sido más propensos a reflejar el compromiso de la banda con el activismo creando sus propias organizaciones benéficas. Entre ellas se encuentran Jeff Ament’s Army, Team McCready y la Wishlist Foundation, esta última ha recaudado más de 1,5 millones de dólares desde 2004 para causas medioambientales, sanitarias y de cambio social defendidas por la Vitalogy Foundation de Pearl Jam.

“Después de este año sabático que nos hemos tomado, no hay nada que me apetezca más que tocar música con los chicos delante del público: sonreír y compartir ese amor que sentimos por la música y la comunidad”, afirma entusiasmado Ament, que volverá a los escenarios con Pearl Jam el 18 de septiembre en el festival Sea.Hear.Now de Asbury Park. N.J. “Cuando pienso en un fan de Pearl Jam, pienso en alguien que es consciente de lo que le rodea y que intenta mejorar su propio mundo. Estar en una sala con un montón de gente con ideas afines cantando nuestras canciones, me parece lo mejor del mundo ahora mismo. No puedo esperar”.

Easy Anti-Cheat software
Epic Games ha anunciado la disponibilidad de su software gratuito Easy Anti-Cheat en Linux y macOS como parte de la ...
Leer Más
Avengers
Marvel, propiedad de Disney, está demandando a los familiares de Steve Ditko y otros creadores de cómics de Marvel para ...
Leer Más
Elon Musk and Grimes
Elon Musk y Claire "Grimes" Boucher se han "semi-separado", según el fundador de SpaceX. Musk dijo a Page Six que ...
Leer Más
Marilyn Manson acusado
Una de las ex parejas de Marilyn Manson, conocida sólo como "Jane Doe", volvió a presentar el jueves (23 de ...
Leer Más
I Am Britney Jean
El caso de la tutela de Britney Spears vuelve a presentarse ante la jueza Brenda Penny el 29 de septiembre, ...
Leer Más
Los Red Hot Chili Peppers
Hay cosas que nunca cambian, y casi 40 años después de su formación, los Red Hot Chili Peppers siguen siendo ...
Leer Más
La casa del dragón
La "Casa del Dragón" sigue creciendo, con la serie precuela de "Juego de Tronos" anunciando siete nuevos actores para su ...
Leer Más
Los Simpson
Cuando la antigua guionista de "Crazy Ex-Girlfriend", Elisabeth Kiernan Averick, se unió al equipo de "Los Simpson" hace unos años, ...
Leer Más
Sean Connery
Las representaciones pasadas de James Bond como la que realizo Sean Connery pueden sacudir, más que conmover, al público en ...
Leer Más
Jean-Michele Jarre
Cuando el compositor y músico Jean-Michele Jarre recibió una llamada para crear una partitura para una exposición fotográfica, dijo que ...
Leer Más